Découvrez la Radio Jazz vocal

LA BIBLIA SATANICA



Anton Szandor La Vey
La Biblia Satánica
Otro ideólogo destacado que dedicó su vida al sacerdocio de Satán y de notable influencia, después de una vida en la que fue policía, pintor, domador de leones y organista, fue Antón La Vey. El libro, su famosa Biblia de Satán. La Vey es el que protagoniza al demonio en la famosa película de Roman Polanski Rosemary´s Baby (en castellano “La semilla del diablo”), que curiosamente se rodó en el edificio Dakota y en la casa que había pertenecido a Aleister Crowley. Poco después, lo que algunos relacionan con el éxito fulgurante, de la película tuvo lugar el asesinato de Sharon Tate, la mujer de Polanski y otras personas por parte de otro satanisma, Charles Manson. Del mismo modo y curiosamente el siguiente propietario de la casa, John Lennon, moriría asesinado.
La Vey (1930), fundó también la Iglesia Satánica de San Francisco; en su Biblia Satánica (1969), una parodia de la cristiana, afirma que su religión satánica “respeta los deseos egoístas, egocéntricos y lúbricos de la mayoría de los humanos”. En esta nueva religión se adora a Satán en vez de al Dios cristiano, cuyos rituales están descritos –aunque no todos- en su arriba mencionada Satanic Bible (La Vey escribió posteriormente “Los Rituales Satánicos” y “La Bruja Completa”, que fue un best-seller en Italia, pero descatalogado oportunamente en Estados Unidos). Fuera de valoraciones morales, vinculados a una visión antropológica negativa, pensamos que esos son los impulsos humanos básicos y que el hombre es gregario por necesidad no por voluntad; pero de igual manera que la socialización implica control, la evolución personal denota la capacidad de análisis y domeñación de los excesos que esos impulsos sexuales y agresivos pueden llevar. Si además miramos, en pleno siglo XXI, los atributos de la sociedad psicopática que nos rodea, donde prolifera el egoísmo, el vacío ético, la violencia, la mentira y el desmán de todo tipo, nos parece que la Biblia Satánica puede quedarse al nivel de un discípulo tibio y librito parvulario de un diosecillo menor. La realidad consiste en que lo que la moral imperante ha tratado siempre de estrangular consisten en aquellos árboles de la ciencia y de la vida tan recordados, los frutos del conocimiento y del goce a que se tiene derecho. La manera de obtener tales frutos parece ser lo cuestionable. Aún así, precisamente los aconteceres de nuestros días fueron claramente vaticinados por le Vay en su libro esencial, proclamando la liberación de las ataduras, el goce de al carne sin culpa, la liberación de la libido colectiva (especialmente revelador el dato que alude a monjas desnudas bailando con frenesí el “Missa Solemnis Rock”), existiendo detrás de todo ello “una penetrante religión y forma de vida, con gran número de adeptos (Wolfe, 2.000).
Se ha comentado reiteradamente la gran influencia de La Vey en estamentos destacados de la sociedad, quien aseguró contar con más de un millón de miembros; uno de los más famosos era la actriz de cine Jane Mansfield y también tuvo un affaire, -en realidad fueron amantes- sentimental con Marilyn Monroe. Por nombrar solamente un caso, siguiendo a Roberts (1998), cabe mencionar a Kenneth Anger (1930), director de cine americano que presentó de modo especial lo oculto, en sus películas. Estuvo poderosamente influido sobre todo por los ensayos y la doctrina de Crowley y del satanista La Vey y se hizo famoso con su película Lucifer Rising, en la cual Anaïs Nin interpretaba a la diosa Astarté y cuya música fue compuesta por Mick Jagger. En Invocation of My Demon Brother, La Vey interpretó el papel de Satanás (su participación en películas representando el papel del Diablo fue bastante frecuente, recuérdese el film mencionado de Polanski) y el joven músico Bobby Beausoleil el de Lucifer. Anger, que perteneció primero a los adeptos de La Vey, se unió más tarde a Manson y se le declaró culpable del asesinato de Gary Hinman (1996). Asimismo, Anger también dio que hablar cuando descubrió en la antigua "abadía Thelema", en Cefalú (Sicilia), donde había vivido Crowley en los años 20, pinturas eróticas de carácter mágico.
Antes de él, los libros satanistas fueron una añagaza, grimorios escritos por gente gazmoña, acomplejada, temerosos del dios de los cristianos que nunca sistematizaron ése saber antiguo, cosa que sí logró La Vey. En su exaltación de la lubricidad de la carne y la fuerza del conocimiento, esta religión, siguiendo a Wolfe, no resulta de fácil asunción en una sociedad puritana, dado que es extraña a principios como el amor al prójimo, el pon la otra mejilla y la filantropía. Se base en la creencia de que el hombre es un ser esencialmente egoísta, violento, que se encuentra sumido en la lucha darwiniana por la supervivencia, donde los más aptos, que son las más fuertes, estarán llamados a dirigir el mundo, porque esa competición inevitable forma parte del rasgo fundamental del humano, vinculado con la violencia, que siempre es egoísta, porque alzaprima el ego, que es la dominación, expresión fáctica del impulso fundamental que expresamos comúnmente como voluntad de dominio o poder. Estas son las condiciones reales del mundo que hollamos, allende edulcoraciones democráticas y promisiones de un más allá rebosante de leche y miel, donde los débiles (los mansos) serán los primeros y no los fuertes quienes, en cambio, heredarán esta tierra.
Sea como fuera, soslayando moralinas y mejores intenciones de gente sin tacha, falsarios y palabreros de catadura varia, el hecho es que la iglesia de Satán proliferó, generando su semilla en varias ciudades y produciendo una serie de imitadores como los de la Iglesias Satánica de Cincinnati, fundado por un tal James Guthrie a la edad de 22 años, junto a su esposa, los que se hicieron famosos por toda una serie de tropelías, incluidas misas negras rituales y cosas propias a la iglesia aludida; acabaron siendo perseguidos por la justicia y denunciados por la sociedad protectora de animales, evidentemente por emplear anima vili en sus actos sacrificiales.


CONTINUACION DEL DIARIO DEL
PROFESOR S.H. BROADHURST


17 de Agosto de 1.8...

Representa un privilegio en la vida de un hombre convivir con personas cuya materia gris hace gala a la evolución, con personajes que están al servicio de nobles intereses intelectuales, caballeros que viven apartados de las banalidades de la existencia y que han erigido sus vidas sobre necesidades y exigencias más trascendentales, como el conocimiento o la sanación. Falto se encuentra este mundo anodino de personajes del calibre de los doctores Besnien y von Ashaer, cuya talla es gigantesca, que se dedican cada minuto de su preciosa existencia a la alta tarea de sanar las miserias del cuerpo y del alma, sin recompensas especialmente destacables. Han soportado estoicamente años de duro trabajo, sin ceder nunca al dinero fácil, ni a la voluble consideración de la masa o de los estamentos oficiales. La dificultad de un problema intelectual es para ellos mucho más excitante que la moliente comodidad que tanto preocupa a las clases opulentas. A decir verdad, se indignan de verse obligados a vivir en una sociedad injusta, de la cual no se obtiene otra cosa que fatigas e ingratitud. Estoy convencido de que este es el tributo secular que los hombres de ciencia reciben por galvanizar el progreso y el bienestar de los pueblos del mundo, después de haber arrojado luz sobre las cuestiones más conspicuas de la vida, del mundo y del universo.
Todo el día hemos estado verdaderamente ocupados. Almorzamos en casa del gobernador Bladesowa, en compañía del alcalde y del doctor Zotovic, el párroco de la ciudadela. Por él me enteré de que, en ocasiones, se ofrecían en el teatro conciertos de música culta y aquella misma noche tuve oportunidad de comprobarlo, con una antología variopinta de Mozart, Chopin, Strauss y Wagner. He de confesar que la orquesta no era de la mejor calidad, pero volver a oir a aquellos autores inmortales representó para mí un verdadero placer.

18 de Agosto de 1.8...

En los comienzos de la segunda quincena de Agosto, no se hablaba de otra cosa entre la gente culta de la ciudad que de cierto personaje, el voivoda Woray Pesthe, quien había acaparado la atención general. Boyard, perteneciente a una de las familias más antiguas de la aristocracia valaca, había detenido un día su carruaje a la puerta del Hotel Emperador Corvinus, donde residía desde esa fecha; a la noche siguiente, con sus credenciales por delante, se presentó en el Club de los Caballeros y pronto se ganó la fama de ser uno de los personajes más peculiares que habían llegado a aquellas tierras desde hacía varias décadas. Se murmuraba que en su corazón no cabían las emociones más fundamentales, aunque se le consideraba un hombre por lo general correcto y muy inteligente. Pronto sus excentricidades llamaron la atención de la gente, como su nocturnidad y su carácter en ocasiones demasiado intransigente. Era, no obstante, un hombre de vastos conocimientos y se ganó la fama de ser un excelente orador. Pero, siguiendo con sus particularidades, sus ideas se tachaban de anticuadas en exceso, perfectamente medievales, puesto que le dominaba una pertinaz obstinación por el pasado. Se refería casi constantemente a las contiendas de otrora con tal énfasis y personalización que daba la impresión de haber estado realmente allí. No faltaban, por ende, quienes dudaban de su buen juicio.
Profundamente interesado por un personaje tan singular, tuve desde el principio grandes deseos de conocerle y me sentí afortunado cuando Viktor me prometió concertar una entrevista. Así es como, de su mano, conocí a un caballero extraordinario, enormemente cultivado e inteligente, de soberbia personalidad y gran prestancia que, según lo que se decían ser fuentes bien informadas, había llegado a Ovërbeck para emprender unos asuntos financieros. Mientras tanto, se dedicaba al dolce far niente en la bella localidad.
Como nunca me cansaré de repetir, el noble había excitado fuertemente mi curiosidad desde el primer momento y me sentí feliz cuando, esa misma noche, mi amigo hamburgués me comunicó que el encuentro tendría lugar dos días más tarde. Inmediatamente, escribí a mi esposa participándole que se prolongaría mi estancia en la ciudad. No me fue difícil hallar una excusa convincente.
Dos días después, conocía al conde Pesthe, vlad Slercväros. Pronto descubrí sus irresistibles poderes de seducción y sus costumbres, al margen de toda norma establecida.

LA EVA FUTURA

Villiers de L´Isle Adam
La Eva Futura

Valdemar Ediciones
Colección Tiempo Cero
1988

“La Naturaleza cambia, pero no la Andreida. Nosotros vivimos, morimos y, ¿quién sabe…?. La Andreida no conoce la vida, ni la enfermedad, ni la muerte. Está por encima de todas las imperfecciones, de todas las servidumbres y conserva la belleza del ensueño (…) Su corazón no puede cambiar porque carece de él. Vuestro deber será destruirla antes de morir. Un cartucho de nitroglicerina o de panclastita bastará para reducirla a polvo y deshacer su forma en el viento del caduco espacio.” Con estas palabras T.A. Edison, el brujo de Menlo Park, anuncia a los hombres la creación de Hadaly, la mujer ideal, y les invita a desechar para siempre la embustera, mediocre y voluble realidad de la Eva de la leyenda, y substituirla desde ahora por una prodigiosa y fiel ilusión: la Eva Futura, que inmortaliza en su propia esencia las primeras horas del Amor.
El Conde de Villiers de L´Isle Adam (1.838-1.899), creador de Los Cuentos Crueles y La Eva Futura, fue descendiente de una noble familia bretona, arruinada por los delirios de su progenitor, que se pasó la vida buscando los ilusorios tesoros de sus antepasados. Aunque hundido en la miseria, fue siempre bien recibido en los salones y cenáculos literarios gracias a su deslumbrante genio y sus maneras elegantes y distinguidas. “Desde sus veinte años –cuenta Anatole France-, ni un solo día tuvo mesa ni hogar, Treinta años erró por los cafés nocturnos, desapareciendo como una sombra en las primeras luces de la madrugada”. El orgullo de su arruinada estirpe brilló hasta en los más oscuros tugurios de su miseria, encendiendo fantasías que le convirtieron en uno de los personajes más irreales y quiméricos del romanticismo.”

Editorial

CON UN PIE EN LA TUMBA

Laura Manzanera
Al pie de la sepultura
quinientas frases lapidarias de personajes célebres en la hora de su muerte. Por ejemplo:
Aplaudid amigos, la comedia ha terminado.
LUDWIG VAN BEETHOVEN
Siempre hablo mejor acostado.
JAMES MADISON
Es una pena irse, esto comienza a ponerse divertido.
JOSEPH LOUIS GAY-LUSSAC
Ocho horas con fiebre. ¡Me hubiera dado tiempo a escribir un libro!.
HONORÉ DE BALZAC

de Colette Calascione

***

CONTINUACION DEL DIARIO DE
HELLEN BROADHURST


16 de Agosto de 1.8...

Shepherd ha bajado a Ovërbeck de buena mañana. Su aspecto me impresionó vivamente, pues hacía mucho tiempo que no le veía vestido con tanta elegancia. Se ha puesto su mejor traje y hasta sus modales parecían haber adquirido una refinada sutileza, inclusive una desafiante petulancia. Me disgustó su palpable alegría, pero nunca antes me había cautivado tanto, tal vez porque ahora poseo plena conciencia de mi decadencia. Deseaba vehementemente que no me abandonase, que se quedara a mi lado, ser más importante que su estadía en la ciudad. Empero, se le veía tan entusiasmado, que no tuve fuerzas ni valor para pedírselo.

18 de Agosto de 1.8...

Me encuentro tan débil y cansada que me supone un esfuerzo enorme continuar este diario. Pienso constantemente en mi esposo, divirtiéndose en la ciudad, sin saber de mis sufrimientos. A pesar de todo, hoy me siento un tanto mejorada en comparación con los días pasados.
Anoche, cuando decidí acostarme, me sentía incluso animada, hasta el punto de que llegué a convencerme de que estaba recobrando la salud... ¡Ojalá hubiese sido así, pues esta noche he sufrido nuevamente esas terribles pesadillas!. Trataré de describir, hasta donde me sea posible, cuanto he soñado. Recuerdo que me encontraba sola, inmersa en un vacío de oscuridad infinita y que sentía mucho miedo. De pronto, tuve el presentimiento de que algo acechaba desde la tiniebla. Se trataba de una presencia formidable e inverosímil, de imprecisa naturaleza, que no era humana y de un poder más allá de la comprensión racional. Entretanto, experimenté un ligero mareo y tuve la sensación de que mi cuerpo se tornaba ligero, como una masa evanescente, que fluía del piélago de oscuridad envolvente y empezaba a ascender por un espacio tenebroso, poblado de sombras y formas inquietantes. Entonces abrí los ojos y vi que flotaba, levitando incomprensiblemente, sobre el castillo, un castillo formidable, aunque ruinoso en su mayor parte y luego... Oh sí, Tania me despertó.
La señora Olesowa posee una gran humanidad. se ha preocupado celosamente de mi bienestar, mimándome con toda clase de atenciones. Su diligencia es digna de encomio. Me ha alimentado de su propia mano, pues me era imposible realizar ese esfuerzo insignificante. Me dijo que sería conveniente llamar a un médico, enviar una carta a la ciudad, a fin de poner al corriente a mi esposo sobre mi estado; pero me he negado, no quiero darme por vencida ni causar problemas a nadie. Debo ser fuerte y aguantar, tal vez esto acabe pronto.
No me cansaré de repetirlo: Tania es ciertamente una anciana encantadora. Posee una humanidad y comprensión del dolor que hace del trato con el enfermo una labor grata y rutinaria para ella. Intenté agradecerle sus cuidados, decirle lo mucho que estimaba su diligencia pero ella, sin darme tiempo a hablar, me obligó a acostarme.

***


15 de Agosto de 1.8...

Hellen mejora notablemente y de manera inesperada, gracias a Dios. La herida de su garganta ha cicatrizado y, en general, presenta buen aspecto. Ha recuperado en ánimo habitual y, durante los últimos días, he permanecido a su lado el mayor tiempo posible. No vi ningún desmodino y ella, a su vez, no recuerda nada de lo ocurrido, ni las causas ni las circunstancias en las cuales pudo producirse esos diminutos rasguños. Mencionó, sin embargo, que terribles pesadillas perturbaban su sueño, si bien eso era casi una constante en ella. Empero, cuando despierta no recuerda el contenido de las mismas. Como he dicho, esto no es nuevo para mí, ni para ella.

Por la noche:

Todo sigue perfectamente bien. Hellen duerme apaciblemente, sin que, por lo que puedo observar externamente por su agitación corporal u otro signo, la moleste ningún mal sueño. Ya no me preocupa la herida de su cuello, pues casi ha desaparecido. Cuando le pregunté hasta qué punto le dolía, respondió que no le dolía lo más mínimo. Después, con una naturalidad que me sorprendió, casi llegó a ordenarme que debía bajar a la ciudad y no rechazar la invitación de nuestros amigos. Dijo que estaba convencida de que necesitaba un poco de diversión, mezclarme con la sociedad, disfrutar de la compañía de los amigos y pariguales y evadirme un tanto de las onerosas obligaciones de la investigación científica. Una odiosa sensación de disgusto conmigo mismo me sobrecogió. Comprendí que estaba ante un ser extraordinariamente gentil y noble y me reproché, nuevamente, el abandono en que la tenía, a la par que fui totalmente consciente, quizás por primera vez, de la suerte inmensa que había tenido al encontrar una mujer semejante con la que compartir mi vida. Absorbido en mis investigaciones, ingrato, olvidaba cada día que existía. Un tiempo atrás, llegué a jurarme a mí mismo que no la volvería a dejar sola pero ahora, pensando en la partida, la diversión y los amigos, esa realidad me supo a liberación, convirtiéndose en una expectativa tentadora amén de perentoria. No era mi conciencia la que me hacía obrar así, sino el apremio de la autocomplacencia, o dicho de otro modo, el hábito bien instaurado del egoísmo. En mis fueros internos, nunca me reproché nada referente al modo en que llevaba mis relaciones conyugales porque, como he dicho, en lo hondo, solamente veía las cosas desde una perspectiva, la de mi educación y, según ese entender, era la correcta. Había en ello, por lo demás, una especie de orgullo, de triste proteccionismo y de autosuficiencia.
De nuevo nuestros ojos se encontraron y ella volvió a insistir. Acaricie su sedoso pelo castaño y dije que lo pensaría, aunque la decisión, ufano, convencional y prepotente, ya estaba tomada.
Esa misma tarde, repasando unas anotaciones en mi gabinete, encendí una pipa y se entrometió en mis cavilaciones de nuevo el asunto de mi estancia en la ciudadela. Mientras pensaba en ella, un sentimiento de soledad se apoderó de mí en forma tan espantosa que casi me hacía enfermar. No sentía apartar todas esas sombras de mi espíritu mediante alguna distracción mundana, sino que deseaba ardientemente sentirme entre gente ilustrada, como Viktor y el doctor Besnien. Es un elixir, un acicate existencial, del que necesitan algunas personas, a modo de ayuda para soportar mejor las fatigas y requiebros de vivir en un mundo acéfalo y sin sentido. A la par, tasé la gran solitud de mi vida familiar, que solamente me servía para suplir las necesidades básicas con las cuales poder desarrollar mi actividad profesional, pero mi soledad era algo más grave, iba más allá, trascendía esos parámetros ordinarios, para convertirse en algo virtual; me había sentido sólo en el mundo desde los dieciocho años y ese sentimiento estaba ahí y solamente podía ser paliado compartiendo mi mundo con otros, con seres similares. Resolví, pues, alejarme por unos días, del páramo de Torska y bajar a la ciudad para disfrutar, por unos días, del ambiente civilizado y de la grata camaradería de mis colegas. Además, seguramente encontraría en la biblioteca del hospital algunos volúmenes interesantes y tal vez, en el teatro municipal, representasen algo que valiese la pena. Convencido de la necesidad de esta huida efímera antes de volverme a enclaustrar entre las cuatro paredes de mi laboratorio, olvidando así los días de angustia y preocupaciones, me levanté y, después de sacudir la ceniza de mi pipa, subí para comunicarle a Hellen mi resolución. Saldría a la mañana siguiente a primera hora y, dentro de unos días, cinco a lo sumo, Gödel volvería a por mí.

Salvador Alario Bataller

Lugar:
Avda, Blasco Ibáñez, nº.126, 6º, 28ª Valencia 46022 Spain

Teléfono:
963724197

E-mail:
alario7@msn.com

Enviar un mensaje a este usuario.
OBRA PUBLICADA A)CIENTÍFICA: 8 libros de Psicoterapia y Sexología (editorial Promolibro, valencia). 36 artículos especializados en diversas revistas (redactor de Cuadernos de Medicina Psicosomática y Psiquiatría de Enlace, www.editorialmedica.com, y los artículos y otros textos se relacionan en la web). B)NARRATIVA: “La conciencia de la bestia”, edición privada, finalista (de los 15 finalistas) del Premio Planeta de Novela de 1997. “La ciudad desvanecida”, relato seleccionado por concurso de la revista Escribir y Publicar en su editorial Grafein Ediciones, Colección Escritura Creativa, integrante del volumen de cuentos ASI ESCRIBO MI CIUDAD (2001). “Descensus ad Inferos”, lo mismo que antes, pero este cuento pertenece al libro de cuentos “32 MANERAS DE ESCRIBIR UN VIAJE” , Grafein Ediciones (2002). “Maltidos. La Biblioteca olvidada”, Iván Humanes Bespín y Salvador Alario Bataller, Grafein Ediciones, Barcelona, (2.006). "101 coños, Ilustraciones y breves" (2008), Carlos Maza Serneguet, Salvador Alario Bataller e Iván Humanes Bespín. Ilustraciones de Vanesa Domingo Montón, Grafein Ediciones, Barcelona. "Antología Iberoamericana de MIcrorelatos" (2008),coautor, Ediciones Lord Byron, Madrid (en prensa) La acre lácrima (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Un estudio crítico del Necronomicón Apócrifo (2006), ensayo, en http://www.lulu.com/alario7 Las aventuras carpatianas del profesor Exhorbitus (2006), novela, autoedición, en http://www.lulu.com/alario7 Astrum Argentum . La vara del mago (biografía novelada de Aleister Crowley) (2006), novela, en www.lulu.com, en http://www.lulu.com/alario7 El murciélago monstruoso (2006), novela, en http://www.lulu.com/alario7 Nunca volví de cuba (2007), novela, en www.lulu.com, http://www.lulu.com/alario7 Cuentos en www.narrativas.com: Espejos (2007), Los pequeños (2007). La angustia última (2008). Lo que trajo la noche (2008). OBRA INÉDITA: Las nocturnidades de don Arturo del Grial, (2002), novela. Los ojos del moro (2003), novela. El doctor amor y las mujeres (2006), novela. La trama sináptica (2007), novela. Historias de amor, muerte y trascendencia (2007), novelas (dos novelas breves relacionadas). Los estados intestinales (2007), novela. Cuando cazaba pelos (2008), novela breve Cuentos completos (1999-2008) Blogs: http://clinica-psicomedica.iespana.es http://alario1.blogspot.com http://undostrescuentos.blogspot.com http://undostrescuentos2.blogspot.com http://elloboylaluna.blogspot.com http://lasnocturnidades.blogspot.com http://nohaymentesincerebro.blogspot.com
 

©2009 El lobo y la luna | Template Blue by TNB